lunes, 2 de noviembre de 2009

3h51m40s

video
Ya está. Ya lo hemos hecho. Cualquier cosa que contemos se quedará corta. Desde la salida por Verrazano Bridge con Sinatra a todo volumen, las 150 bandas de todo tipo (hemos oído desde Michael Jackson hasta Pink Floid Pasando por todo lo que os podáis imaginar), hasta la gente. LA GENTE, con mayúsculas. De los norteamericanos se pueden decir un montón de cosas, pero viendo lo que hemos visto hoy... nos dan una lección, una gran lección. El Maratón de NY para ellos es un gran día festivo en el que participan todos, desinteresadamente, porque les apetece. Deciden pasar un día animando a los demás porque es lo que más les divierte. Dos millones de personas animan sin parar a TODOS los corredores. Si lo pones en la camiseta, te llaman por tu nombre y te animan como si fueran tu madre o tu amigo. Lo que diga no sirve. Hay que vivirlo. Es, sin duda, una experiencia que merece la pena. En todos los barrios. Al margen de la entrada en Manhattan, que no se puede describir, la zona que más me ha gustado ha sido Brooklin. Te quita el aliento. Conocía la Behobia, que está muy bien, espectacular, pero esto es otra cosa.

Además de eso, se corre un maratón. Lo primero, es un maratón duro. Más de lo que yo pensaba, bastante más. La subida del Queensborough Bridge se me va a quedar clavada para siempre. La subida por la 5ª avenida paralelo a la parte norte de Central Park es aterradora (sobre todo en las condiciones que la he subido yo).

El post anterior lo he dejado saliendo de casa a las 4.45am. De ahí al Ferry (mitad corredores, mitad borrachos disfrazados de haloween) y a los autobuses. El montaje es de flipar. Una vez en el recinto de salida, 3 horas por delante para cogerte un pasmo. No hemos tenido frío y, aún así, te quedas helado. Javier y yo habíamos quedado dentro y casi no nos encontramos. De hecho, nos hemos visto al final, cuando ya había que meterse en los corrales para salir. Él se ha venido al mío, como lo teníamos planeado, y a esperar dentro. ¡Qué gran acierto con la equipación! Nos hemos quedado con los sacos de dormir por encima como mantas y con una chaqueta. Luego lo hemos tirado todo, pero hemos pasado Verrazano y su viento bien abrigaditos.

Bueno, a la carrera. Hemos salido aplicando el plan más optimista. Los km iban cayendo al siguiente ritmo: Los tres primeros a 5 minutos pelados y luego 4.57 - 5.05 - 5-07 - 5.11 - 5.08 - 5.08 - 5.19 - 5.12 - 5.16 - 5.15 - 5.23 - 5.13 - 5.12 - 5.24 - 5.07 - 5.16 - 5.21 y 5.14 para completar la primera media en 1h50m justos. Vamos, como un clavo hacia las 3h40m que nos habíamos puesto como el mejor de los objetivos posibles. Nos encontrábamos bien (Javier un poco subido de pulso, pero la sensación era buena). Aún hemos seguido manteniendo un buen ritmo 5.15 - 5.17 - 5.42 - 5.46 - 5.56 (la maldita subida a Queensborough Bridge) 5-01 - 5.23 - 5.07 - 5.13 - 5.26 y ya estábamos en el km 31. Habíamos pasado la entrada en Manhattan, hemos visto a nuestras mujeres, con el subidón que eso da a principio de la 1ª avenida, y estábamos metidos en la subida al Bronx de lleno. Las patas hacía mucho que eran de cartón piedra y que dolían, pero lo sobrellevábamos. A partir de aquí, Javier ha empezado a dar síntomas de cansancio. Ha ido aflojando y tenía que esperarle un poco de vez en cuando 5.46 - 5.23 - 5.45 - 5.49. Hemos hablado y he decidido seguir el ritmo al que iba cómodo y él ha dicho que no daba para más. Se ha quedado atrás. He seguido un par de km 5.26 - 5.38 y ha venido el del mazo, pero con el más gordo que tenía: 5.52 - 6.29 - 6.13 - 6.27 - 6.05. Por Dios, qué 5 km finales. He pensado muchas veces que no llegaba. No podía avanzar. De cintura para abajo (y algo también para arriba) me dolía cada célula. Las piernas no avanzaban hacia adelante. Hasta me ha entrado flato, ¡a esas alturas!. En fin, todo lo dantesco que os queráis imaginar.

Por detrás, Javier ha pasado su calvario particular durante 3 o 4 km llegando a hacer alguno a más de 7... pero se ha recuperado y ha ido progresando. El último km lo ha llegado a hacer por debajo de 5.30 y, cuando estaba a 100 metros de la meta ve una camiseta que pone SPAIN en la espalda. Increíble. Nos hemos reagrupado a 100 metros de meta para entrar juntos. De hecho, Javier se ha retenido un poco, porque si me llega a apretar, me saca 95 de los últimos 100 metros. Hemos entrado de la mano.

Después de eso, nos han hecho andar mínimo 2 km más hasta recoger las bolsas para ponernos ropa. Un infierno. Entiendo que tienen que mover a la gente de la meta porque si no se bloquea todo, pero hemos pasado las de Caín.

En fin. Experiencia increíble, de verdad, y... más putas no se pueden pasar. Supongo que Javier meterá algún comentario para dar detalles de la parte que él ha estado sólo.

Pero bueno, ya está. Lo hemos hecho y, al margen del pinchazo, me he quitado más de 21 minutos del tiempo del anterior maratón. No está mal.

30 comentarios:

  1. Guillermo, estas tan AGOTAO que has puesto una hora mas en el titulo!!!!
    Enhorabuena de nuevo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Felix:
    Gran crónica. ENHORABUENA A LOS DOS.

    Rafa Fdez

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por esta gesta, los mejores logros se consiguen sufriendo

    Slds

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades a los dos, vaya par de huevos teneis. Ya me explicaras un día como se hace, por que tal y como lo describes me parece imposible.

    Subir este invierno al Aneto os va a parecer una broma.

    Salva

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena campeones... Inolvidable experiencia, muy dura, pero maravillosa. Pero cuál es el tiempo real??? 3h51m??? Ahora ha disfrutar un poco de NY

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades, seguí vuestros parciales (y los de García Bragado) por internet.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Joéeee, pues sí que estaba cansado. El tiempo real es una hora menos. Ya está actualizado. Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena!!!... prueba conseguida, fantástica la experiencia...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Felicidades a los 2!! Cuando tengáis un momento explicar cual es el procedimiento que elegisteis para poder participar en la carrera para los que no tenemos ni idea.
    Saludos y felicidades de nuevo

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena, pero ... ¿y ahora cual?:
    Japón, Honolulu, Munich, San Francisco...

    ResponderEliminar
  11. Poco que añadir a la completisima crónica de Guillermo. Solo que no lo había pasado tan bien y tan mal en mi puñetera vida. El ambiente, la música a todo trapo, los animos de negros, blancos, judíos, hispanos y ESPAÑOLES, que los había a miles, te ponen el corazón en un puño. Hay momentos en que son miles de personas las que animan, te sientes olímpico. Mas cosas: los puentes, los putos puentes. Como te dejan. No acaban nunca (queensboro, cabron, no te olvidare mientras viva). Los voluntarios animandote igual que el publico. Las chicas que corren: son miles y todas rapidísimas! La primera avenida, literalmente no acaba nunca, perdón, si, en otro horrible puente...
    Y luego el dolor. A partir del km 34 espantoso, ahora se lo que es de verdad el muro (en SS 2006 pase algo parecido pero mucho mas suave y mas cerca de meta). No podía mover las piernas, y sabia que me quedaban 8,7,6 km. En muchos momentos dudaba acabar, mi objetivo UNICO paso a ser cruzar la meta. Luego, a falta de 4km y tras dos gatorades y un regaliz que mecdio un niño, me recupero al entrar en central park y aprieto (es un decir) hasta el final. Ultimo km a 5:13 lo que es increíble viendo mi estado anterior.
    En fin, al final una mezcla de orgullo, dolor y la sensación de que la carrera nos ha puesto en nuestro sitio. Pensábamos que podíamos manejarla a ritmos de 5:14 y nos ha reventado.
    Ah, gracias especiales a Leire, Silvia y los chicos por los abrazos en la primera avenida, y también a Carol, Jorge y Maria Irache (alucinante
    casualidad) por los ánimos al final. Han ayudado mucho. Ah, y a nuestros seguidores en el tracking online: nos hemos acordado durante la carrera de lo que habéis tenido que flipar con las idas y venidas de tiempos.
    Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  12. GRANDES¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    Jesus

    ResponderEliminar
  13. Muy bien. Ha tenido que ser impresionante. Ahora a disfrutar de vuestra gesta.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena!! El relato es muy gráfico, buen periodista. Me ha encantado. Y ahora? Muerto el gusanillo de NY, qué? Vuelta a los orígenes, vuelta a los perros...
    Jokin

    ResponderEliminar
  15. Javier, lo del niño y el regaliz no cuela....te dopaste cabrón¡¡¡¡ No te dijeron tus padres que no aceptes caramelos de desconocidos?
    Javier Iri.

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena de nuevo!!!
    Esto es lo que habeis conseguido!!!!!!
    Dear Jorge Rioja,
    We have received your application for the ING New York City Marathon 2010.
    Your entry number is 449786.

    ResponderEliminar
  17. Enhorabuena a los dos.
    Toda una experiencia. Muy bueno el blog

    ResponderEliminar
  18. Enhorabuena! que motivante vuestra aventura!

    ResponderEliminar
  19. Enhorabuena chicos!!! Mañana partimos nosotros hacia nuestro sueño(Atenas), esperamos hacerlo tan bien como lo habeis hecho vosotros. Os informaremos. Bravo por vuestro exito.
    Un abrazo, Javier. enbuscadeunsueno09.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Ehhhhhhh¡¡¡¡¡¡ Felicidades, Guillermo y Javier. Impresionante k ha tenido que ser la carrera. Sin haber probado un maraton, la crónica me ha servido casi casi hasta para tener dolor de piernas. Ahora a disfrutar campeones. Nos vemos a la vuelta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. He leido las cronicas y los comentarios. No se si hay un punto de novelamiento o todo es verdad. Mi corta experiencia en situaciones asimilables y el conocimiento de los protagonistas me inclinan por lo último. Además les conozco y se que el punto de opthistoria de Mou se neutraliza con la cortante racionalidad de Javier. Y pese a todo se que son demasiados ingredientes para digerir: Maratón + NY = OPTHISTORIA. En un escenario como ese, con la ansiedad de un año de preparación y con una carrera asi vivida, todo es poco, y todo se entiende. El sentimiento natural de todo lector del blog es sencillamente de ENVIDIA. Asi de claro, y lo importante para mi es que es una envidia de la que al mismo tiempo se disfruta, pues simplememente son Javier y Mou, no son otros. Son mis hermanos. He disfrutado leyendo y siguiendo la carrera. Me he acojonao viendo el minutazo y medio que perdia Javier en una milla. ¿apuntaste la marca de regaliz? ¿el chaval estaba en la curva de Harlem? ¿te hicieron mear a la llegada? Ese regaliz se ha convertido en un mito en cuatro lineas. Bueno. Buenisimo el blog, la web, y la obligada "fiesta Maraton NY" que nos vais a dar a todos vuestros seguidores a la vuelta. Final: aqui no todo ha sido lo de siempre, teniamos que competir con vuestro agobiante protagonismo, y para ello que mejor que pegar un PELOTAZO judicial. Si, la megasentencia CYA ha llegado JUSTO despues de vuestro exito. Todo se junta, maraton por la tarde y desayuno con diamantes por la mañana. ES LA LECHE. ES INCREIBLE CUANDO EL VIENTO VIENE DE CARA. QUE SUERTE. jcm

    ResponderEliminar
  22. Disfrutar & sufrir?. verdaderamente se puede hacer. ¿Que se necesita? Poca cosa, poca pasta y unas zapatillas caras. Luego te pones a correr, acabas en nueva york y la OPTHISTORIA es cosa de tener el caracter y las ganas de disfrutar. Felicidades ha sido bonito y lo habeis contado muy bien. ¿cual es la siguiente opthistoria?

    ResponderEliminar
  23. ENHORABUENA!!!
    Lo habéis conseguido al final, sois unos auténticos OLIMPICOS como bien dice Javier.
    Ahora arecuperarse de la resaca de todos los acontecimientos que guardais en el recuerdo que no se olvidaran nunca y del cansancio del maratón en sí pues poco a poco.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena!!! campeones!!! felicidades!!! ya os lo han dicho todo y todo es verdad.
    Es la novena maratón que vivo en casa, (aunque yo también corro en familia siempre voy como "supporter") y ha sido la mejor. Con mis hijos, a una milla de la meta, en un Central Park atiborrado de gente, animamos a marido/papá, a los amigos de papá y a un amigo de mamá que había venido de Pamplona y al que teníamos que encontrar entre el mogollón por si acaso le venía bien un grito de ánimo cuando ya estaba a punto de conseguirlo. Lo encontramos, le gritamos y él solito lo consiguió como un verdadero campeón!!!
    El blog muy bueno, el entrenamiento de profesionales, enhorabuena a los dos y a ver si os puedo animar en otra!!!
    Maria.

    ResponderEliminar
  25. Que decir, que no os han dicho ya! mi mas sincera enhorabuena a los dos, espero que vuestro sufrimiento halla merecido la pena.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  26. María, gracias por el comentario y por los ánimos. Cuando os ví estaba en plena recuperación del "muro" que había sufrido un rato antes, así que comparado con aquello se puede decir que disfruté de las tres últimas millas; verte a tí y a otros amigos que encontré fue el impulso final. Al llegar creía morir y juré que nunca más, pero ya estoy en la lottery del año que viene... Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Enhorabuena!

    Se agradece la crónica, a pesar de que hay que estar ahí para vivirlo, leerlo ya da subidón.

    Fredy

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena. Sois un par de fenómenos. Yo también corrí y fue increíble la atmósfera, la gente, la música... todo. Os paso mi crónica. Llegué un poco antes ue vosotros, pero con la misma emoción.
    Un abrazo
    http://jmbarquero.blogspot.com/2009/11/maraton-de-nueva-york-2009-los-chcos.html

    ResponderEliminar