viernes, 27 de noviembre de 2009

Vol-ver a em-pe-zar


Como cuando le dieron el Oscar a Garci, toca decir la famosa frase. Tras casi un mes en el secadero (excepto la chifladura de la Behobia una semana después del maratón) hay que empezar a hacer algo. En estas semanas he salido algún día suelto, me parece que tres en total, y he notado en cada ocasión que músculos y rodillas siguen quejándose. Así que mi reentrada va a ser suave, con un par de días entre semana y otro el fin de semana, a lo mejor alternando correr con piscina y esquí de travesía (en eso también solemos compartir excursiones los hermanos).

Pereza me da, pero hay que hacerlo. Al menos eso dice la báscula. Desde la maratón hasta el pasado lunes había cogido dos kilos y medio de peso. Ya lo estoy reduciendo, pero está claro que inactividad y dejadez=kilos.

Habrá que marcarse algún objetivo primaveral suave para tener motivación. Quizás la media maratón de Madrid a primeros de abril. Tengo un rcuerdo muy malo de la última vez que lo corrí y me gustaría quitarme la espina...

lunes, 23 de noviembre de 2009

A la p*** cinta

Llega el frío, la oscuridad a las 5 de la tarde, el viento, la lluvia... llegan los kilómetros corriendo en cinta. Es un coñazo, sí, pero por lo menos seguimos corriendo. Al final no sabes qué hacer: series cortas, series largas, progresiones... No hay manera de correr un día tranquilo y acabar a gusto. Te aburres tanto, que acabas metiéndote caña y (por lo menos yo) bajando de la cinta con una sudada como para darle un abrazo a alguien.

Aunque ojo, que también puede ser aparatos de riesgo. Las cintas de correr las carga el diablo...

domingo, 22 de noviembre de 2009

Running Madrid

...y van pasando las semanas después del maratón. Desde que corrimos, sólo he ido tres días: la Behobia, el domingo pasado en Sevilla y hoy en Madrid.
Hoy he salido queriendo mantener un ritmo de 12km/h... y me ha costado. He corrido por la zona de La Florida, Aravaca, Majadahonda... y son todo cuestas que, con el viento norte, ponían las cosas complicadas. Como siempre, las patas iban bien pero el cardio ha ido algo forzadillo. También es verdad que, al salir, en las piernas todavía pesa el esfuerzo de NY.

Se me está acabando el chollo. Ese mes de descanso que me di después del maratón está llegando a su fin. El 1 de diciembre empiezo otra vez. Mi idea es intentar mantener las semanas con dos salidas entre semana de 10-12km a ritmo de 12km/h o superior. Además, una salida larga el fin de semana (o una foqueada buena, si ya ha empezado la temporada de esquí). A ver si mantenemos, que esta es la época de la vagancia, con el frío, días oscuros, anochece pronto... Tengo que intentar no perder del todo el punto de forma que tengo ahora. Ya veremos...

domingo, 15 de noviembre de 2009

Running Guadalquivir

Esta mañana me he pegado el gustazo de hacer 11k por la ribera del Guadalquivir. Espectacular. Con el fresquito de las 9h he salido desde el hotel Barceló Renacimiento (junto a Islamágica) y he ido por la ribera del río hasta el centro corriendo por el parque, debajo de la catedral... En fin, un lujazo. Ha sido la primera salida desde la Behobia y todavía lo noto. Como ya conté, creo que en la Behobia me pasé de vueltas y lo estoy pagando. La rodilla todavía llama a mi puerta y el empeine del pie izquierdo está resentido (no sé muy bien por qué). Lo positivo es que he disfrutado y que he mantenido un buen ritmo, con un par de km por encima de 12km/h. Por cierto, que me ha 'petao' el pulsómetro del Garmin. Me falló en la parte final de la Behobia y pensaba que era la pila. Fui a cambiarla y me dijeron que estaba perfectamente. Hoy lo he intentado volver a usar y... muerto. Espero que no sea más que una pérdida de sincronización, porque el reloj no tiene ni 6 meses (eso sí, lo compré por internet en Hong Kong, así que a ver qué tal me funciona la garantía. Como tenga que reclamar, al maestro armero).

Ha sido el colofón al fin de semana del EBE09, evento que congrega a la comunidad de vanguardia de internet en España. Ha sido realmente enriquecedor y revelador. Un descubrimiento y, sin duda, un foro de tendencias de futuro. ¡A ver si me hace mejor blogger!.

A partir del último fin de semana de noviembre empieza la temporada de esquí, así que empezaré a introducir relatos de esquí de montaña, que tiene bastantes paralelismos con el running. Deporte aeróbico total. La parte buena es que no tienes percusión en las articulaciones y que puedes hacer descansos si te quemas. La parte dura es que vas cargado con un equipo y que subes un desnivel importante, con lo que el nivel de fatiga es enorme. Es sí, tiene una recompensa fantástica en el entorno y la experiencia.

viernes, 13 de noviembre de 2009

El primer paso hacia Nueva York


Me escribe Paco, otro que se ha apuntado para NY2013, y me dice que la semana que viene va a dar el 'primer paso', pero de verdad. La semana que viene se opera de su 'Johnny' (juanete) y los primeros pasos hacia el maratón de Nueva York de 2013 los va a dar con el zapato de la foto, recién llegado de la fábrica de Charlie Rivel

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Historias de Nueva York

Hoy he encontrado en Internet otro relato de un maratoniano popular que estuvo en Nueva York el pasado día 1. Describe muy bien toda la carrera, su ambiente y las sensaciones que vives. Os recomiendo su lectura.

http://jmbarquero.blogspot.com/2009/11/maraton-de-nueva-york-2009-los-chcos.html

martes, 10 de noviembre de 2009

La prueba del delito


Después de todas las crónicas y felicitaciones me parece que era imprescindible subir una foto que acredite la consecución de nuestro reto. Las palabras están bien, pero esta imagen es la que queda al final... Gran momento.

Pd: El tiempo del reloj es el oficial, un par de minutos y pico más del real.

Algún artista del photoshop que me quite al espaghetti ese de delante?

lunes, 9 de noviembre de 2009

5ª Behobia consecutiva

Ayer hicimos la Behobia (y ya van 5). En fin, creo que ha sido un error (no muy grande, pero error). Estoy más jodido hoy que el día después del maratón. Además, Leire se rajó por el temporal (aplaudo la decisión) y mi principal incentivo (meterle el gusanillo de las carreras) se había esfumado. El caso es que fuimos y corrimos. Y de tranquilos nada. Mejoramos tiempo de largo. Hicimos 1h33m (Javier) y 1h34m (yo), que son cerca de 4 minutos de mejora cada uno, casi nada. Nos acompañó el otro Javier (asiduo del Blog), que también mejoró su marca personal (pero sin entrenar un maratón).

Por cierto, Bekele me comentó en un post que iba a ir con algún otro lector. ¿Fuisteis al final? ¿Viste mi respuesta para vernos?

Jorge, otro asíduo del blog, seguro que está muerto de envídia en Nueva York...

El tiempo no fue tan malo como predijeron (malo, pero no tanto). Eso sí, la salida fue dantesca con la peña cogiendo plásticos del suelo para taparse del tormentón de lluvia y granizo.

La foto que he metido es cachonda porque son dos distintas (1 minuto de diferencia a favor de Javier), pero parecen una porque nos las sacó el mismo fotógrafo que estaba en la meta (hasta parece que le voy a ganar...)

domingo, 8 de noviembre de 2009

Cena de blogueros... objetivo 2013

Aquí está la foto oficial de la cena del blog. Como veis, Javier y yo cenamos con las camisetas puestas (sin lavar, sin coñas) y con la medalla. Cenamos en el txoko de Javier una buena ensalada de pasta porque hoy corríamos la Behobia... (pero eso será otro post). Gracias Miguel, Virginia, Jaime, Margarita, Mª Ángeles, Gorka, Vanessa, Salva, Natalia, Diego, Mª Pilar, Javier, Juan, Joaquín y Camino... por venir y aguantar nuestra chapa.

Después de la cena, y de las solicitudes de continuidad en el blog, no nos va a quedar más remedio que mantenerlo. Eso sí, no tendrá la frecuencia que ha tenido, ni será tan centrado en la preparación del maratón. Básicamente, lo mantendremos para darle vidilla al grupete que ya nos hemos apuntado para el 'ballot' del año que viene. La idea es que nos rechacen en los tres próximos sorteos para que la meta sea correr el año 2013. Para entonces seguro que nos vuelve a apetecer y, si vamos en grupo, todavía más. Además, con este plazo, se puede apuntar cualquiera (hay tiempo de sobra para ir metiéndose en el running y prepararse). De momento, ya estamos apuntados unos cuantos. De los apuntados, todo el que quiera que le de de alta como autor, no tiene más que pedirlo. Cuantos más posts pongamos en el blog, más entretenido será. Si no, seguiremos Javier y yo alimentándolo.

Tendremos que darle una vuelta al blog y abrir secciones temáticas (como sugieren nuestros lectores). Espero que sigamos teniendo adeptos... si no, ¿para qué?

viernes, 6 de noviembre de 2009

¡Gracias blogueros! y... ¿ahora qué?

Esta noche tenemos la cena oficial post maratón con amigos y familia. Con la cena cerramos estos 5 meses maratonianos en los que hemos tenido el blog como principal herramienta de autoayuda para completar el reto. A los que lo hemos escrito nos ha resultado básico para seguir adelante... porque había lectores. Gracias a todos los blogueros que nos habéis seguido y animado con vuestros comentarios. Ha sido un gustazo.

¡Ahora no sabemos qué hacer con el blog! Hemos generado una conversación que nos es muy difícil cerrar así, sin más. Ahí van las estadísticas:

Las 70 entradas que hemos publicado Javier y yo han tenido 878 usuarios únicos. Osea, casi mil personas distintas nos habéis leído en algún momento. Habéis visitado el blog un total de 6.721 veces y habéis visto 2.638 páginas distintas. Habéis pasado 119 horas totales conectados al blog.

La entrada que más visitas ha tenido ha sido, como no, el día 2 de noviembre, después del maratón. 87 personas distintas visitasteis 137 veces esa entrada e hicisteis 28 comentarios.

En fin... ¿ahora qué hacemos con esto?

jueves, 5 de noviembre de 2009

Cinco meses corriendo

Por si a alguien le sirve, esta es la preparación total que he seguido durante estos cinco meses. Los dos últimos han sido más serios en cuanto a hacer series y cuestas. Si hacéis click en la imagen se amplía

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Esto no podía acabar de otra forma...


La frase de Javier al acabar fue 'No se me puede olvidar lo mal que lo he pasado'.
La mía 'Tengo que asumirlo, esto es demasiado para mi'.

Pero ya estamos los dos en la lotería de 2010...

lunes, 2 de noviembre de 2009

3h51m40s

video
Ya está. Ya lo hemos hecho. Cualquier cosa que contemos se quedará corta. Desde la salida por Verrazano Bridge con Sinatra a todo volumen, las 150 bandas de todo tipo (hemos oído desde Michael Jackson hasta Pink Floid Pasando por todo lo que os podáis imaginar), hasta la gente. LA GENTE, con mayúsculas. De los norteamericanos se pueden decir un montón de cosas, pero viendo lo que hemos visto hoy... nos dan una lección, una gran lección. El Maratón de NY para ellos es un gran día festivo en el que participan todos, desinteresadamente, porque les apetece. Deciden pasar un día animando a los demás porque es lo que más les divierte. Dos millones de personas animan sin parar a TODOS los corredores. Si lo pones en la camiseta, te llaman por tu nombre y te animan como si fueran tu madre o tu amigo. Lo que diga no sirve. Hay que vivirlo. Es, sin duda, una experiencia que merece la pena. En todos los barrios. Al margen de la entrada en Manhattan, que no se puede describir, la zona que más me ha gustado ha sido Brooklin. Te quita el aliento. Conocía la Behobia, que está muy bien, espectacular, pero esto es otra cosa.

Además de eso, se corre un maratón. Lo primero, es un maratón duro. Más de lo que yo pensaba, bastante más. La subida del Queensborough Bridge se me va a quedar clavada para siempre. La subida por la 5ª avenida paralelo a la parte norte de Central Park es aterradora (sobre todo en las condiciones que la he subido yo).

El post anterior lo he dejado saliendo de casa a las 4.45am. De ahí al Ferry (mitad corredores, mitad borrachos disfrazados de haloween) y a los autobuses. El montaje es de flipar. Una vez en el recinto de salida, 3 horas por delante para cogerte un pasmo. No hemos tenido frío y, aún así, te quedas helado. Javier y yo habíamos quedado dentro y casi no nos encontramos. De hecho, nos hemos visto al final, cuando ya había que meterse en los corrales para salir. Él se ha venido al mío, como lo teníamos planeado, y a esperar dentro. ¡Qué gran acierto con la equipación! Nos hemos quedado con los sacos de dormir por encima como mantas y con una chaqueta. Luego lo hemos tirado todo, pero hemos pasado Verrazano y su viento bien abrigaditos.

Bueno, a la carrera. Hemos salido aplicando el plan más optimista. Los km iban cayendo al siguiente ritmo: Los tres primeros a 5 minutos pelados y luego 4.57 - 5.05 - 5-07 - 5.11 - 5.08 - 5.08 - 5.19 - 5.12 - 5.16 - 5.15 - 5.23 - 5.13 - 5.12 - 5.24 - 5.07 - 5.16 - 5.21 y 5.14 para completar la primera media en 1h50m justos. Vamos, como un clavo hacia las 3h40m que nos habíamos puesto como el mejor de los objetivos posibles. Nos encontrábamos bien (Javier un poco subido de pulso, pero la sensación era buena). Aún hemos seguido manteniendo un buen ritmo 5.15 - 5.17 - 5.42 - 5.46 - 5.56 (la maldita subida a Queensborough Bridge) 5-01 - 5.23 - 5.07 - 5.13 - 5.26 y ya estábamos en el km 31. Habíamos pasado la entrada en Manhattan, hemos visto a nuestras mujeres, con el subidón que eso da a principio de la 1ª avenida, y estábamos metidos en la subida al Bronx de lleno. Las patas hacía mucho que eran de cartón piedra y que dolían, pero lo sobrellevábamos. A partir de aquí, Javier ha empezado a dar síntomas de cansancio. Ha ido aflojando y tenía que esperarle un poco de vez en cuando 5.46 - 5.23 - 5.45 - 5.49. Hemos hablado y he decidido seguir el ritmo al que iba cómodo y él ha dicho que no daba para más. Se ha quedado atrás. He seguido un par de km 5.26 - 5.38 y ha venido el del mazo, pero con el más gordo que tenía: 5.52 - 6.29 - 6.13 - 6.27 - 6.05. Por Dios, qué 5 km finales. He pensado muchas veces que no llegaba. No podía avanzar. De cintura para abajo (y algo también para arriba) me dolía cada célula. Las piernas no avanzaban hacia adelante. Hasta me ha entrado flato, ¡a esas alturas!. En fin, todo lo dantesco que os queráis imaginar.

Por detrás, Javier ha pasado su calvario particular durante 3 o 4 km llegando a hacer alguno a más de 7... pero se ha recuperado y ha ido progresando. El último km lo ha llegado a hacer por debajo de 5.30 y, cuando estaba a 100 metros de la meta ve una camiseta que pone SPAIN en la espalda. Increíble. Nos hemos reagrupado a 100 metros de meta para entrar juntos. De hecho, Javier se ha retenido un poco, porque si me llega a apretar, me saca 95 de los últimos 100 metros. Hemos entrado de la mano.

Después de eso, nos han hecho andar mínimo 2 km más hasta recoger las bolsas para ponernos ropa. Un infierno. Entiendo que tienen que mover a la gente de la meta porque si no se bloquea todo, pero hemos pasado las de Caín.

En fin. Experiencia increíble, de verdad, y... más putas no se pueden pasar. Supongo que Javier meterá algún comentario para dar detalles de la parte que él ha estado sólo.

Pero bueno, ya está. Lo hemos hecho y, al margen del pinchazo, me he quitado más de 21 minutos del tiempo del anterior maratón. No está mal.

domingo, 1 de noviembre de 2009

LLegó la hora

4.00h. Me acabo de levantar. Este es el ultimo post antes de la carrera. A las 5.30h sale el ferry para Staten Island desde Batery Park ( en la zona sur de Manhattan). Allí me recoje un bus que me lleva a la zona de salida. Llegare allí sobre las 6.15h. Salimos a las 9.40h, tres horas esperando en la humedad y el frío de la bahía. Eso si, lo deben tener bien montado con entretenimientos (música en directo, comida...) para pasar el rato. Yo me llevo un saco para intentar dormir un poco (no creo que lo consiga). Javier llega una hora mas tarde. A ver si consigue que le dejen meterse en mi zona de salida. Si no, tendremos que hacer la carrera cada uno por nuestra cuenta. Deberíamos estar cruzando la meta sobre las 12h (si todo va bien). Después contaremos como ha ido. Ahora mismo, lo único que me preocupa es la paliza turista de pateo que nos hemos dado estos tres días. Espero que no pase factura.