jueves, 3 de noviembre de 2011

Acompañar o no acompañar, esa es la cuestión

La foto es cortesía de @javimendir
Ya era hora. Hacía un montón de días que no publicábamos nada. Por medio, un par de días en la cama de mi lado y otro par de días del lado de Javier. En mi caso garganta, en el de Javier gastroenteritis. Hemos ido completando el entrenamiento sin volvernos locos y sin ser muy exigentes y afrontamos una Behobia-San Sebastian sin objetivos claros.
Mi duda: acompaño a Leire o no. La opción de hacer de escudero es muy atractiva porque sé que voy a ir cómodo y me sirve de excusa para no machacarme. "¿Qué tal la Behobia? Bien, muy tranqui, fui con Leire...". Además, está claro que a ella le viene bien llevar a alguien tirando y dándole la vara. Se exprime al máximo. Pero si soy un poco honesto, el año pasado pude hacer más. Tampoco muchísimo más, pero me podía haber quitado algún minutillo. Entras en meta con la sensación de que te sobra, y eso tampoco te deja satisfecho del todo. No sé, puede que sea el momento de que Leire se independice en carrera. Veremos. Eso sí, lo que no nos perdonamos es la comida de después. Creo que este año vamos a por una buena chuleta...

1 comentario:

  1. No te engañes Mou, no vamos a acompañarle, vamos a intentar seguirle...

    ResponderEliminar